• Departamento de Educación

Este es el efectivo método que utilizan periodistas y escritores para elaborar textos

Los buenos escritores tienen una particularidad: conocen a plenitud la estructura de la oración y juegan con ella para construir cualquier tipo de texto. Quien reconoce el sujeto de una oración, el verbo que lo acompaña y el predicado puede comunicar efectivamente su idea, tanto de forma escrita como oral. Para escribir bien no se requiere nada extraordinario ni ningún método secreto, solo conocer la estructura gramatical de la unidad básica de todo texto, la oración. En este artículo se darán algunas recomendaciones para escribir bien, sin que esto cueste horas al frente de una pantalla.


1) La oración, la reina de todo texto


Normalmente, los textos de tipo corporativo y académico conservan la estructura sujeto + verbo + predicado, sin embargo, esta no suele funcionar de forma secuencial. Bien puede escribirse, por ejemplo, “el analista creó un nuevo diseño” o “se crea en Manizales un nuevo diseño”. Es imprescindible tener en cuenta esta estructura tanto para construir un texto como para leer lo que los demás escriben.


Si en algún momento nota que su idea carece de sentido, fíjese en el verbo que la acompaña, es probable que deba remplazarlo por otro que le dé mayor precisión.

Tenga en cuenta que, por ningún motivo, puede haber oraciones sin sujeto o verbo, a menos que sean tácitos o se sobreentienda. Por ejemplo, si se escribe “realizaron el primer simulacro en la base del Casanare” se entiende que el sujeto es “ellos”. Lo mismo ocurre si se escribe “La válvula W, la más efectiva de todas”, puesto que hay un verbo que se sobreentiende (ser-estar) y se remplaza con una coma elíptica.


2) El dato aclaratorio y su acompañamiento a la oración


Un dato aclaratorio, también conocido como inciso explicativo u oración subordinada, es una información que se introduce dentro de una oración para enriquecerla. Hay distintos ejemplos:


- Daniel, el ingeniero que llevó a cabo el proceso de certificación de calidad, será el nuevo gerente de planeación.

Nótese que en el caso anterior el dato aclaratorio es “el ingeniero que llevó a cabo el proceso de certificación de calidad”, que se introduce entre “Daniel” (el sujeto) y el predicado (será el nuevo gerente de planeación). En este caso el dato aclaratorio quedó en la mitad de la oración, pero bien podría ubicarse al inicio o al final de la oración.


- El proyecto obtuvo un superávit de 5.000.000 de dólares, pese a las condiciones climáticas adversas y los reajustes a los diseños iniciales.

En el caso anterior, el dato aclaratorio es “pese a las condiciones climáticas adversas y los reajustes a los diseños iniciales” y complementa la idea central, que es el superávit de 5.000.000 de dólares que obtuvo el proyecto.


3) La coma, puerta giratoria del pensamiento


Coma explicativa: se utiliza para introducir datos aclaratorios. Ejemplo: el campo de operación en Casanare, que en el periodo 2008-2012 generó utilidades superiores a los 34.000.000 USD, obtuvo la recertificación.


Coma enumerativa: se utiliza para separar enumeraciones dentro de un texto. Ejemplo: Para desarrollar el proyecto se requiere: personal altamente calificado en geología, matemáticas, física y leyes.


Coma elíptica: se emplea para omitir un verbo que se sobreentiende o que previamente se ha mencionado. Ejemplo: Campo Miraflores, el de mejor desempeño.


Coma vocativa: se utiliza para hacer un llamado especial a una persona dentro de una oración. Es especialmente útil en los correos electrónicos. Ejemplo: Buenos días, señor Francisco. Cordial saludo, ingeniero Gómez. A partir de ahora, estimado equipo, no usaremos más WhatsApp.


Coma en los condicionales: se utiliza para separar la cláusula condicional del resto de la oración. Ejemplo: Si realizas el pago antes del mediodía, hoy mismo recibes el obsequio o si tienes en cuenta lo que hemos explicado, te irá muy bien en la auditoría.


4) Párrafos y jerarquía de la información


Un buen párrafo no supera las 7 líneas y se redacta con un lenguaje sencillo y de pleno entendimiento para los lectores. En los casos que se deben mencionar tecnicismos a personas que no conocen su significado se sugiere hacer una explicación de este. Ejemplo: se prevé desarrollar proyectos mediante la técnica del fracking, que el fracturamiento hidráulico de las rocas, para aumentar las reservas de gas.


A lo anterior se suma el hecho de que, para hacer atractiva y eficiente la información, tiene que organizarse con base en la premisa de “lo más importante se debe leer primero”. Es por esta razón que se sugiere utilizar la técnica de la pirámide invertida y las preguntas W. Todos los escritos responden a un qué, un cómo, un cuándo, un dónde y un por qué, pero es necesario descubrir cuál de todas esos interrogantes tiene mayor relevancia.


Ejemplo: si en un pozo petrolero se obtienen 12.000 barriles diarios, pero gracias a una técnica novedosa esa producción se aumenta a 35.000 barrilles diarios, lo que más despierta la atención de ese evento es tanto el aumento como la forma en que se consiguió, es decir, el cómo y el qué. Un ejemplo atractivo para comenzar un texto, como el asunto de un correo electrónico o un informe, sería “Novedosa técnica aumentó a la producción a 35.000 barriles por día”. Y luego se va exponiendo la información en orden jerárquico, lo más relevante va siempre en primer lugar.


La gran mayoría tiene ideas, pero cuando las deben plasmar por escrito se desvanecen. Para que esto no ocurra, acuda a la estructura misma de la lengua, sujetos, verbos, complementos y, además, introduzca datos aclaratorios a sus ideas centrales. Una vez domina esto, lo demás dependerá de su estilo de comunicación.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo