• Departamento de Educación

Así es un buen curso de ortografía, redacción efectiva y producción de textos para empresas


Cada vez son más las empresas que capacitan a sus trabajadores para que se comuniquen efectiva y asertivamente tanto con los públicos internos como con los clientes o compradores. Es un hecho que expresarse adecuadamente capta la atención de las personas, y ese es justamente uno de los objetivos que se busca en una capacitación de redacción y expresión oral; más allá de fijar unos criterios para la producción de textos o construcción de mensajes, el interés está en que las personas sean capaces de establecer una comunicación fluida y, por supuesto, persuadir sobre lo que dicen.


Sí, quizás esto pueda parecer un poco disruptivo, que la enseñanza sobre normas de acentuación, signos de puntuación, gramática y redacción pueda ser secundaria en un curso de producción de textos para empresas, pero la realidad es que esto no es más que una pequeña parte dentro de un gran propósito comunicativo. Usualmente cuando desde recursos humanos se hace la búsqueda por internet de proveedores de cursos de redacción o empresas que se den capacitaciones en comunicación escrita, se escriben palabras clave como "cursos de redacción de negocios", "capacitaciones de comunicación efectiva para empresas" o "talleres de redacción persuasiva" debido a que se busca desarrollar puntualmente ciertas habilidades.


La redacción es importante (por supuesto) pero esta debe estar en consonancia con el cumplimiento de uno o varios objetivos, y eso es algo que muy pocos capacitadores tienen en cuenta. ¿Por qué? Quizás porque son solo docentes de español o profesionales de las letras que carecen de una formación en negocios, empresas y administración. Un buen curso-taller de escritura para empresas buscará formar a las personas para que presten un mejor servicio y generen más ventas. ¿O no? Ese es el propósito que nos indican las empresas cuando nos contactan. Entonces, ¿cómo planteamos los cursos? En primer lugar, para formular el temario de contenidos se tiene en cuenta el sector industrial de la organización, el área de la organización a la que pertenecen los participantes y las habilidades que se buscan desarrollar. Esa triada es altamente efectiva para desarrollar las habilidades en comunicación escrita y oral que conduzcan o bien a generar más negocios o bien para prestar un mejor servicio.


Del entendimiento de la empresa y su sector económico, así como de las labores que desempeñan los trabajadores, está el éxito de una capacitación en comunicación escrita y oral.

Metodología de estudio


Un buen curso de redacción para empresas tiene que ser divertido para que las personas desarrollen las actividades o talleres que les permitan fortalecer su capacidad para comunicar las ideas, de ahí que desde la primera sesión se debe integrar la práctica y la base científica o gramatical de los textos. Si por ejemplo se está explicando sobre la construcción efectiva de párrafos y se hace mención a que estos no deberían superar las seis líneas, pues es necesario exponer un caso puntual en el que siguiendo esa recomendación se pueda, por ejemplo, construir una propuesta comercial. La práctica siempre está vinculada a los conceptos que se expongan.


Si bien hay un plan de estudios o temario de contenidos que guían el desarrollo del curso, son los participantes quienes, a través de sus intervenciones y consultas, marcan el ritmo de la capacitación. Usualmente, las experiencias y anécdotas de los participantes son recomendaciones para hacer mejor las cosas. Esto, claro está, se consigue solamente si hay una relación fluida en el grupo (para lo cual es necesario mantener activa la atención). Nuestro método, que se basa en el eduentretenimiento y la funcionalidad de los contenidos, bien cumple esa función en tanto que resuelve puntualmente los retos a los que se enfrentan a diario las personas cuando están formulando un correo electrónico para ofrecer un producto o servicio o por ejemplo cuando establece una conversación telefónica con una persona. ¿Notas cuán acertada es esta metodología? No es exponer contenidos por exponer sino que se requiere que estos resuelvan dudas y brinden seguridad a las personas frente a su estilo de comunicación. Esto aplica tanto para los espacios virtuales de aprendizaje como para los presenciales. Aunque tienen manejos y enfoques distintos, la intención no varía.


Conclusiones


Una capacitación efectiva parte de una caracterización de la empresa y de los participantes. A partir de esta, se plantean unos contenidos personalizados que fortalezcan habilidades específicas, como por ejemplo crear correos electrónicos para vender productos y servicios o formular propuestas comerciales. Los propósitos son distintos y por tanto no existe una forma homogénea de educar entorno a la escritura efectiva para empresas.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo