• Departamento de Educación

Escribir para comunicar, ¿qué cosa?


Escribir es una de las actividades que a estudiantes y profesionales más trabajo les cuesta, si bien desde tempranas edades con ejercicios se ha buscado el fortalecimiento de esa habilidad. Algunos se 'rinden' ante las letras y se escudan en que son buenos para los números y no para construir textos. No obstante, sí o sí, a diario deben escribir bien sea un correo electrónico, un informe o una nota; es bien sabido que en la era digital, a la que pertenecen los profesionales de hoy, resulta ineludible evitar la escritura. Es así como, con frecuencia las empresas solicitan cursos de redacción para fortalecer la comunicación, dado que existe un consenso en que quienes estructuran correctamente las ideas escritas suelen tener una comunicación oral más precisa y comprensible, algo que en las organizaciones es bien valorado por el impacto mismo que tiene en las ventas y el servicio al cliente. ¡No es pequeña cosa comunicarse bien por escrito!

Redactar, entonces, resulta un actividad inherente a su quehacer disciplinar y no puede apartarse simplemente porque "no le gusta". En vez de tomarle apatía a la redacción, usted como técnico o profesional debería observar por qué le cuesta escribir y comenzar un programa para mejorar esa habilidad tan necesaria en el mundo laboral. Primero que todo, tenga en cuenta que, si bien existe una diferencia entre la comunicación oral y la escrita, en ambos casos se comunican ideas, y eso es finalmente la redacción, comunicar ideas de forma escrita. A diferencia del lenguaje oral, con la escritura tendrá tiempo suficiente para pensar y estructurar cada una de sus ideas, con lo cual podrá construir una comunicación que impacte verdaderamente.

Antes de iniciar con su artículo, piense cuáles son las ideas que pretende comunicar y con base en ello identifique palabras clave que bien pueden ser verbos o sustantivos, y a partir de ellos inicie la construcción de su texto. No es muy difícil escribir. Muy seguramente usted dirá que le va mejor hablando, pero... ¿en realidad es así? Que tenga muchas palabras para decir no indica que sea un buen elemento comunicativo. Por el contrario, entre más concreto y preciso, algo que se valora en la escritura, mayor impacto tendrán sus ideas, bien las comunique por escrito o a través de un discurso o exposición. Así, ante esto, surge una pregunta: ¿escribimos para comunicar qué? Para comunicar todo cuanto pensemos. Claramente, esas ideas deben tener un proceso de filtración para soportarlas con más argumentos y hacerlas comprensibles.

No se asuste, tampoco se deje impresionar cuando le digan que debe escribirle un correo electrónico al gerente de su empresa, piense en que redactar es una conversación solo que deberá plasmarla en un papel. Sea concreto, no repita tantas palabras y busque la palabra más precisa para comunicar eso que desea, cualquiera que sea la idea.

En Redacción Corporativa hemos capacitado a empresas de todos los tamaños y sectores económicos en Bogotá y Colombia. Cuando se nos solicita un curso de ortografía y redacción, el principal propósito del gerente o director de recursos humanos no es necesariamente que tengan una ortografía impecable sino mejorar la comunicación en su amplio espectro. Claramente la redacción es una parte de la comunicación, y tiene gran preponderancia en el mundo corporativo por su relación directa con el rendimiento de los negocios, pero la comunicación oral y la no verbal a su vez tiene un rol especial. La comunicación humana no puede segmentarse en oral y escrita, pues en sí misma es un todo y por lo tanto debe capacitarse en toda su dimensión.

Solicite un curso de redacción en su empresa aquí


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo