• Departamento de Educación

Pedagogía de la redacción



Es frecuente escuchar frases como "yo me expreso bien y tengo buenas ideas, pero me cuesta redactar". Otros dicen "tengo buenos proyectos, pero me cuesta plasmarlos por escrito". Siempre existe una reticencia a redactar. Aún siendo profesionales, a los trabajadores les cuesta comunicarse por escrito. Cuando en una capacitación empresarial a los participantes se les pregunta por qué no les gusta escribir, siempre ofrecen respuestas variadas, como "es que le cogí fastidio en el colegio" o "nunca me ha gustado escribir, lo mío son los números" o "no me gustan las letras". En general, se aprecia cierto tedio a escribir textos elaborados porque han tenido malas experiencias tanto en el colegio como en la universidad. Incluso, en la empresa se han ganado regaños de sus superiores.

Redactar es una habilidad que todo profesional debe tener. Es como saber sumar y restar. Así de básico y necesario. Sin embargo, debe reconocerse el hecho que en la gran mayoría de los casos no ha habido un docente experto (y amigo) que les genere gusto por redactar. Claro, eso resulta comprensible si en la secundaria se les obligaba a leer ensayos tan densos como lo era Crítica de la razón pura de Inmanuel Kant para luego presentar ensayos. Si bien la base de una buena redacción, es la lectura, en Redacción Corporativa creemos en que los gusto personales y la afinidad por temáticas específicas surten un mejor efecto. ¿Qué quiere decir esto? Si a usted como amante del fútbol le gusta leer artículos deportivos, nosotros le recomendaremos leer contenidos afines, con los que comprenderá las estructuras lingüísticas de los textos.

La escritura, al igual que las matemáticas, es una concatenación de conocimientos. No se puede escribir un informe de gestión si se incapaz de redactar con coherencia una oración. Por ello, Redacción Corporativa le ofrece cursos de redacción inductivos, para que usted no necesite tener conocimientos previos y pueda aprender.

Así es como funciona la pedagogía de nuestra organización para enseñarle a redactar. Antes de leer nuestro estilo, debemos informarle que nuestros cursos de redacción se soportan en la oralidad (¡sí, en la oralidad!) y la risa. Muy seguramente su enseñante será un consultor en recursos humanos, un periodista o quizás un actor. Queremos que se divierta mientras aprende. Un curso de redacción es algo serio, pero también debe ser entretenido. Mire cómo lo hacemos.

1 Aprenderá qué es el español y por qué es una de las lenguas más complejas y a la vez ricas del mundo. Una vez tenga esa introducción, usted conocerá la estructura de las oraciones, que resulta la primera unidad compuesta en los textos.

2 En este curso de redacción conocerá el poder de la palabra y su impacto en la comunicación, bien sea escrita u oral. Para escribir, es necesario conocer los recursos con los que se cuenta. Esto como un ejercicio militar. "El soldado y su fusil".

3 Construirá y, a la vez, terminará estructuras mentales arcaicas para comunicar ideas. Seguramente le dijeron que redactar es aburrido, pero verá que es más bien una actividad intuitiva y guiada por la experiencia de cada persona.

4 Estructurará ideas y las comunicará, según el espacio geográfico y la 'cultura del auditorio'.

5 Le perderá el miedo a hablar en público y a expresar sus opiniones. Este curso de redacción le ayudará a fortalecer su capacidad de redacción.

Pida en su empresa un curso de redacción para todos sus compañeros. Aprenderá a comunicar mejor sus ideas. Contáctenos aquí o escríbanos un correo a informacion@redaccioncorporativa.co


268 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo