• Departamento de Educación

La coma entre el verbo y el sujeto, el principal error en la redacción



A algunas personas se les pregunta "qué tal es tu redacción" y, muy seguras de sí mismas, responden "excelente". Claro, seguramente tienen fluidez al escribir y no se les dificulta construir textos como a otras. Sin embargo, cuando alguien que conoce de redacción, puede ser su profesor o jefe, les revisa sus escritos se encuentran conque están plagados de errores y además resultan ilegibles. No escribieron oraciones con sentidos sino cúmulos de palabras desorganizadas.

Esta situación ocurre frecuentemente en las empresas y centros universitarios. La muy poca preparación en áreas de escritura durante la secundaria puede ser la causante de este mal, que hoy aqueja con más fuerza a las organizaciones de la era digital.

Un error frecuente entre quienes redactan es poner una coma entre el verbo y el sujeto. Así, por ejemplo, escriben "El presidente de Ecopetrol, viajó a Panamá" en vez de "El presidente de Ecopetrol viajó a panamá", sin coma. En el colegio enseñaron la idea errónea de que las comas eran para respirar y además que el sujeto de una oración eran personas o animales. Fue así como muchos se acostumbraron a creer que el sujeto es "Pedro, María o Juan" y no, por ejemplo, "La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR)". ¿Así de largo? Sí, así de largo.

La consecuencia de ese error gramatical es no escribir bien. Así de simple es. Varios de ustedes, queridos lectores, fueron al colegio y universidad pero nunca tomaron cursos de redacción o les dieron una capacitación para mejorar su expresión escrita y oral, aunque vieran hasta el cansancio al Quijote y les embutieran unos cuantos libros como el Alquimista o Juventud en éxtasis.

A veces se necesitan conocimientos puntuales para desempeñar bien una labor. Instituciones educativas como el Sena, en Colombia, lo hacen. Sin más preámbulo, vean los siguientes ejemplos para que no vuelvan a colocar una coma entre el verbo y el sujeto.

---- En primer lugar, se debe identificar muy bien cuál es el sujeto de una oración. El sujeto puede ser una persona, sentimiento, animal, organización o cosa. El sujeto no siempre va a ser una persona ni tampoco siempre va a ser corto. Una vez se identifique el sujeto, observen cuál es el verbo principal del la oración. Veamos estos ejemplos.

El presidente de Renault Francia aumentó las ventas durante el periodo 2012-2016. Sujeto Verbo Predicado

La Organización de Naciones Unidas apoyó el desarrollo de la vacuna contra el chikungunya. Sujeto Verbo Predicado

El tratado de libre comercio establecido entre la República de Colombia y la gran potencia mundial de los Estados Unidos de América en 2012 promovió el desarrollo en Barranquilla. Sujeto Verbo Predicado

Noten que en los tres casos no hubo coma entre el verbo principal y el sujeto. Asimismo, observen que el sujeto no siempre es un sustantivo propio, es decir, el nombre de una persona.

En el español, como en otras lenguas, existen los incisos, que son datos aclaratorios que se incluyen en las oraciones. Un inciso es como una información extra que enriquece la información al proporcionarle más detalles. Ocurre con el idioma inglés y en muchas lenguas más. Los incisos tienen la facultad de entrometerse en casi cualquier parte de la oración. Incluso, pueden hacerlo entre el sujeto y el verbo. Y en ese caso, sí o sí, debe haber una coma entre el verbo y el sujeto, pues de no hacerse la oración cambiaría de sentido. Es fácil aprenderlo. Lean estos ejemplos.

La organización Redacción Corporativa SAS, cuya fecha de nacimiento se remonta al veintisiete de agosto de 2013, ha dictado cursos de redacción y ortografía para empresas en Colombia. Sujeto Verbo Predicado

El nuevo líder mercadeo, quien es egresado de la Unisabana, creará un nuevo equipo de trabajo. Sujeto Verbo Predicado

Observen que en ambos casos al sujeto lo acompaña un inciso (dato aclaratorio) que enriquece más la información al proporcionar más detalles. Como va entre el sujeto y el verbo principal, se coloca entre comas. Esto es una exepción a la norma de no poner coma entre el sujeto y el verbo. Los incisos pueden ir al comienzo, en la mitad o al final de la oración. Eso sí, siempre deben ir acompañados por una coma, para indicar la pausa. Sigamos viendo más ejemplos, ahora sin colores, tal como se escriben en los documentos que a diario usted lee.

-El cambio climático, la amenaza mencionada en el informe Brundtland, ha traído consecuencias devastadoras para los páramos en Colombia.

-Las empresas editoriales en Colombia, como El Tiempo, Carvajal o Redarcol, no se han visto afectadas por la crisis mundial del papel.

-El marketing de contenidos, una estrategia de la web 2.0 para posicionar productos en el mercado, tiene una oferta amplia de empresas en Colombia.

Observen que los datos aclaratorios interrumpen el ritmo normal de la oración. Una forma para identificarlos es porque están encerrados entre dos comas, la de apertura y la de cierre. Cuando sepa utilizar la coma, o al menos cuando no la ponga entre el verbo y el sujeto a menos que haya un inciso, sepa que está redactando bien. Esto es un gran paso.

Emilio Vargas Editor de Redacción Corporativa

#co #usodelacoma #redaccióncorporativa #redacciónempresarial #redactarbien #cursosderedaccióncolombia

127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo